TENDINITIS DEL TENDÓN DE AQUILES

Es el tendón mas potente del cuerpo y llega a soportar en ejercicio de propulsión, como la carrera o el salto, fuerzas de hasta 10 veces el peso del cuerpo.

Se localiza en la parte posterior del tobillo, insertándose en la zona posterior del calcando a nivel del talón y en la fascia plantar profunda.

La función primaria de este tendón es la flexión plantar del tobillo propulsándole al caminar o correr.

La patología del tendón de Aquiles puede dividirse en
1.- No insercional:
El dolor crónico es en el tercio medio del tendón.
El descanso mejora los síntomas pero al volver a la actividad normal o habitual en los atletas reaparecen o incluso empeora.
Se suele dividir en : Paratendinitis o paratendinosis y en enfermedad intratendinosa o tendinosis. Ambas entidades pueden presentarse por separado o coexistir.
-La paratendinopatia o paratendinitis, es la inflamación de los tejidos que envuelven al tendón.
-La tendinosis es la degeneración patológica de las fibras de colágeno intratendinosas. El pronóstico es peor que el anterior ya que pueden encontrarse roturas parciales, microrroturas o calcificaciones.
La sintomatología está formada por dolor con sensibilidad a la palpación, derrame, calor e hinchazón, rigidez y dolor matutino. Puede existir engrosamiento del tendón y crepitación con el movimiento (test Hospital Royal London) lo que sugiere paratendinopetia.
En las fases agudas el tratamiento se basa en medidas conservadoras como fisio, elevación, compresión, y reposo o modificación de la actividad y sobre todo ejercicios excéntricos durante dos meses. Si el resultado con este tratamiento durante seis meses no ese satisfactorio, esta indicada la cirugía para liberar bien el tendón de las adherencias, mediante tenoscopias o tenosinovectomias, en las paratendinitis o con resección de áreas patológicas macroscópicas, con tenotomias longitudinales y extirpación de las lesiones en las tendinosis. La cirugía abierta esta indicada cuando queda al menos el 50 % de tendón sano. La reconstrucción se hace cuando la mayoría del tendón esta enfermo con tenotomía en V o en Y y con transferencia del tendón flexor largo de los dedos.
El tratamiento de las entesopatias de origen inflamatorio es habitualmente conservador con medicación especia de la enfermedad.
Las infiltraciones con corticoides pueden producir rotura de Aquiles. Para las tendinosas la infiltración con plasma rico en plaquetas (PRP) pueden ayudar a la curación.
2.-Insercional:
Cuando el dolor se localiza en la parte mas distan dl tendón, donde se inserta en el calcando. Nos podemos encontrar una degeneración del tendón (tendinosos), inflamación de la bursa retroaquilea (bursitis), una rotura parcial del tendón o incluso una calcificación intratendinosa (entesitis calcificada).
Se llama enfermedad de Hadlung cuando el borde superior del calcando es prominente y produce, por el roce, inflamación y degeneración del tendón. Se asocia con frecuencia a la tendinosos insercional y a la bursitis retrocalcanea sintomática. Se distinguen dos grupos de pacientes con tendinopatia insercional del Aquiles. Uno formado por deportistas jóvenes (corredores, bailarines y otros deportes que precisan carrera) cuya causa suele ser contractura del tríceps, hiperpronacion del pie o errores en el entrenamiento. El otro grupo corresponde a pacientes mayores sedentarios con sobrepeso y enfermedades concomitantes, en el que el aspecto mas característico son las osificaciones intratendinosas.
En los pacientes jóvenes el tratamiento inicial consiste en reposo, frío y estiramientos, fisioterapia y modificación del entrenamiento. En pacientes mayores el tratamiento conservador no suele dar resultado y se recomienda el uso de tacon para relajar el tendón, estiramientos y fisioterapia. Los ejercicios excéntricos han demostrado peores resultados que en las no insercionales.
En los casos que no cedan a tratamiento conservador, en casos de calcificación importante del tendón o en la enfermedad de Hadlung la intervención quirúrgica es la mejor opción para resolver los síntomas.
El tratamiento por endoscopio se utiliza para tratar la bursits y la enfermedad de Hadlung, pero para el tratamiento de las tendinosas o calcificaciones intratendinosas se realiza cirugía abierta.