QUISTE DE BAKER

Es una patología frecuente de la rodilla a la que se le suele dar poca importancia.

Se forma por el pase de líquido sinovial desde la rodilla a la zona mas posterior de la misma, provocando un aumento progresivo del quiste. Cualquier afección de rodilla que se acompañe de una aumento de líquido sinovial puede formar un quiste de Baker, llegando en ocasiones a alcanzar un tamaño importante que es acompañado de dolor, constituyendo un motivo de preocupación y consulta por parte del paciente.

El tratamiento suele comenzar de forma conservadora y consiste en la disminución de la actividad física, frío local, antiinflamatorios y usos de ortesis de compresión. Si el quiste es de gran tamaño y/o doloroso, se practicará la punción bajo anestesia local y la aspiración del contenido, pudiéndose repetir una o dos veces más o se realiza la resección del quiste bajo endoscopia. En estos casos es recomendable asociar una artroscopia de rodilla en busca de lesiones que puedan ser la causa del quiste.

Solamente en los quistes que no se solucionen con las anteriores medidas se realizará una resección abierta del mismo.

Quiste de Baker Quiste de Baker