PRP (PLASMA RICO EN PLAQUETAS)

La popularidad del PRP ha aumentado en todo el mundo y no solo en traumatología, si no en otras especialidades (maxillofacial y cirugía plástica).

Los factores plaquetarios son proteínas que se encuentran en la sangre y cumplen una función en la reparación de las lesiones.

Se acelera y mejora el proceso de cicatrización, regeneración o curación de tejido dañado, acortando el tiempo de regeneración.

El tratamiento consiste en aplicar plasma autologo (del paciente) con una alta concentración de plaquetas que liberan factores de crecimiento y sustancias activas. Es un tratamiento que ha creado unas expectativas que no siempre se corresponden con la realidad, estando mas indicado en lesiones tendinosas y musculares, aunque también puede emplearse en fracturas y lesiones articulares.

El PRP puede utilizarse como infiltración local, como infiltración articular o como gel de fibrina rico en plaquetas (utilizado en quirófano).

El precio de la terapia varía entre 200 y 600 euros por inyección. No hay protocolos del número de infiltraciones que se deben realizar, ni del tiempo de separación entre una y otra. En general las infiltraciones se realizan con un intervalo de tiempo, entre una y otra, de unas tres semanas y se hacen entre tres y cinco infiltraciones en total, dependiendo de la evolución del dolor.

El PRP se obtienen mediante la extracción de 10 ml de sangre, que se centrifuga para separar las plaquetas del resto de células, obteniéndose 3 o 4 ml de plasma rico en plaquetas.

La evidencia científica en estudios clínicos es limitada en el momento actual.