PLICA SINOVIAL

Las plicas sinoviales son unos pliegues que existen en la membrana sinovial (tejido que recubre la parte interna de las articulaciones y que se encarga, entre otras cosas, de la nutrición del cartílago articular) aunque no siempre están presentes.
En la rodilla hay cuatro plicas distintas y cada una tiene variantes, o pueden estar ausentes. Estas son la plica suprapatelar o superior, la infrapatelar o ligamento mucoso, medias o mediopatelar y la lateral.
Estos pliegues aparecen durante el desarrollo fetal, pero lo normal es que desaparezcan, aunque en ocasiones permanecen algunas de ellos y pueden inflamarse produciendo dolor a los esfuerzos repetidos, actividad física intensa o traumatismos directos.
Los síntomas son dolor articular, con la actividad o al doblar la rodilla con carga (subir o bajar escaleras, realizar sentadillas, bicicleta o ponerse en cuclillas), sensación de bloqueo de rodilla y chasquidos.
El tratamiento se inicia de forma conservadora mediante reposo o modificación de la actividad, fisioterapia (fortaleciendo cuadriles y estirando isquiotibiales) y antiinflamatorios no esteroideos. Cuando este tratamiento no resulta efectivo se puede intentar infiltraciones con corticoides, dejando en ultimo extremo, cuando el tratamiento conservador falla, la extirpación de la placa mediante técnica artroscopia.