OSTEOCONDRITIS DE TOBILLO

Son lesiones que afectan al hueso y cartílago suprayacente del astrágalo. Las causas pueden ser debidas a alteraciones vasculares o a traumatismos del tobillo, como un esguince.

Altera el funcionamiento normal de la articulación y produce dolor prolongado, inestabilidad de tobillo, hinchazón o bloqueos.

El tratamiento se inicia de forma conservadora en lesiones poco dolorosas y pequeñas, mediante fisioterapia, plantillas para corregir el malalineamiento del pie o estabilizadores de tobillo en pacientes con inestabilidad crónica.

Si el tratamiento conservador no funciona, si la lesión es extensa, si hay un fragmento inestable o suelto o si el dolor es intenso se realizara tratamiento quirúrgico, que dependerá del tamaño o localización de la lesión. En las lesiones pequeñas y superficiales la técnica mas utilizada es la artroscopia, realizando perforaciones o micro fracturas (parecida a las perforaciones pero la profundidad es menor, llegando solo a hueso subcondral). En las lesiones relativamente pequeñas o moderadas realizamos mosaicoplastias, que consiste en utilizar cilindros de injerto autologo osteocondral, tomado de zona sana (generalmente de la rodilla de la misma extremidad) y recolocados en la zona patológica, generalmente mediante artroscopia y si no es posible mediante técnica abierta, y posterior fijación del fragmento mediante tornillos o pines biológicos reabsorvibles. Si la lesión es de gran tamaño se puede utilizar injertos de cultivo de condrocitos.