INSUFICIENCIA DEL TENDÓN TIBIAL POSTERIOR

El tendón se inserta sobre todo a nivel del hueso escafoides. Realiza la función e flexión plantar del pie, siendo fundamental para ponerse de puntillas.

El cuadro clínico se caracteriza por dolor por detrás del maléolo interno, dificultad para caminar y ponerse de puntillas con el pie afectado. Si el cuadro es de instauración lenta produce un pie plano adquirido del adulto.

En los casos leves el reposo y la fisioterapia pueden ser suficientes. Suele ser muy útil las plantillas de mantenimiento del arco interno dl pie a medida.

En las fases avanzadas o con roturas parciales, la inmovilización con bota durante 3 semanas y posterior rehabilitación suele ser necesaria. Si no se resuelve la sintomatología se realiza una tenoscopia.

Si existe rotura completa o tendinopatía crónica, se impone realizar su reparación mediante técnica abierta. Si esto no fuera posible, se opta por transferir el tendón flexor largo de los dedos al escafoides.

Si la patología se diagnostica en fase tardía con pie plano adquirido, se realiza osteotomia de medializacion de calcaneo o en los casos con pies muy deformados, puede ser necesario realizar técnicas como artrodeisis astragaloaecafoidea, subastragalina o triple artrodesis.