ESGUINCE DE TOBILLO

Los ligamentos del tobillo que mas frecuentemente sufren esguinces son el mediar o deltoideo, que tiene forma de abanico, y el ligamento lateral externo que se divide en tres fascículos: ligamento peroneoastragalino anterior, peroneoastragalino posterior y ligamento peroneocalcaneo.

En los esguinces de tobillo este se suele torcer en inversión, por lo que el ligamento que mas se daña es el ligamento peroneoastragalino anterior y si el esguince es muy intenso también el ligamento peroneocalcaneo. El ligamento peroneoastragalino posterior es el menos afectado.

Los esguinces de tobillo se clasifican según la gravedad de la lesión en tres grados:
-Grado I: existe una distensión del ligamento.
-Grado II: Existe une rotura parcial del ligamento pero mantiene la continuidad.
-Grado III: Es una rotura completa acompañada de inestabilidad.

El tratamiento del esguince de tobillo es conservador normalmente, pero si no se realiza adecuadamente puede haber secuelas como dolor y repetición de nuevos esguinces, siendo estos cada vez menos dolorosos.

Los esguinces grado I se tratan mediante elevación, frío y reposo relativo durante tres o cuatro días. El grado II puede acompañarse de lesiones asociadas, recomendándose elevación sin apoyo del pie, férula durante seis a siete días y posteriormente apoyo parcial con dos muletas hasta la desaparición del dolor junto a fisioterapia. En el grado III al igual que en el grado II se comienza con férula y elevación del pie durante una semana, para bajar la inflamación, y posteriormente se coloca una ortesis tipo walker unas tres semanas mas.

En deportistas de alto nivel puede estar indicado en este tercer grado el tratamiento quirúrgico de entrada.

El esguince se suele asociar a otras lesiones de tobillo, como luxación de peronés, síndrome del seno del tarso, fractura de la base del quinto metatarsiano y/o osteocondritis del astrágalo, cuboides o del calcáneo.

Una complicación que precisa de largo tiempo de tratamiento tras el esguince es el síndrome doloroso regional complejo, llamado también de Sudeck que consiste en dolor y rigidez articular de meses de evolución, que se rata mediante reposo relativo y rehabilitación.