CONDROPATÍA DE RÓTULA

La rótula es el hueso situado en la parte delantera de la rodilla, entre el tendón cuadricipital y el tendón rotuliano. Su misión es la de ejercer como brazo de palanca en la flexoextensión de la rodilla deslizándose sobre el surco troclear.

Sus principales síntomas son dolor, dificultad para subir y bajar escaleras o cuestas, ponerse en cuclillas y saltar o correr.

Es una patología muy frecuente en las consultas de traumatología. Las lesiones del cartílago tienen diversos grados, que van desde el reblandecimiento a la pérdida completa del cartílago rotuliano.

La clasificación de Outbrige la divide en cuatro estadios:
- Estadio 1.- Reblandecimiento del cartílago
- Estadio 2.- Fisuras superficiales del cartílago
- Estadio 3.- Fisuras profundas del cartílago
- Estadio 4.- Exposición del hueso subcondral por pérdida completa del cartílago

La sintomatología no se correlaciona siempre con el estadio de la lesión, habiendo pacientes con estadios iniciales y mucha sintomatología y a la inversa.

Se comienza siempre por tratamiento conservador mediante rehabilitación y potenciación de los músculos alrededor de la rodilla, junto a suplementos con gucosamina, colágeno o coindritín sulfato. El ácido hialurónico intraarticular mediante infiltración ayuda junto al tratamiento médico y rehabilitador.

Si el tratamiento médico fracasa se realiza tratamiento quirúrgico mediante artroscopia, pudiéndose realizar según los estadios sinovectomía, condroplastia, microfracturas, mosaicoplastia o cultivo de condrocitos, llegando en último extremo a la prótesis femoropatelar.

Condropatía de rótula Condropatía de rótula